CARRITO (0) | 0 €
No hay cuadernos en el carrito

Con buena letra

Costumbres navideñas de algunos países de la Unión Europea como Reino Unido, Suecia, Austria, Dinamarca, Francia, Alemania o Italia

Costumbres navideñas de algunos países de la Unión Europea como Reino Unido, Suecia, Austria, Dinamarca, Francia, Alemania o Italia
22. Dic. 2016
Costumbres navideñas de algunos países de la Unión Europea como Reino Unido, Suecia, Austria, Dinamarca, Francia, Alemania o Italia

Europa es cuna de infinitas tradiciones culturales y probablemente el lugar del mundo en que más se vive la Navidad. Con la llegada de diciembre, los niños y niñas del viejo continente se convierten en abanderados del espíritu de la ilusión, logrando contagiar a los mayores de una magia única que inunda tantos hogares como plazas o calles.

En este último mes del año, el frío deja paso a la calidez. En todos los casos, la Navidad es sinónimo de reunión, celebración y valores. Pero, más allá de nuestras propias costumbres… ¿sabes cómo se felicita la Navidad en los distintos países de Europa? Hay nexos de unión que nos unen, pero por motivos diversos (como la naturaleza, la historia o el bagaje industrial) existen diferencias entre las regiones que componemos el continente.

¡Descubrimos más sobre ello! Hacemos un repaso por las costumbres navideñas de algunos países de la Unión Europea:

 

  • Reino Unido. No hay felicitación que los británicos pasen por alto: el envío de postales navideñas a familia, amigos o compañeros de trabajo (más conocidas como Christmas Cards) es casi, casi, una práctica obligatoria. Conforme van llegando por correo postal, las familias las van recopilando poco a poco en su salón: antiguamente sobre la chimenea y actualmente colgadas de la pared con adornos y decoraciones especiales.

    Además, desde hace décadas mantienen la buena costumbre de compartir también con personas de fuera de la familia que bien merecen un regalo. Tienen un día clave llamado Boxing Day, en que tradicionalmente se abrían las cajas de limosna de las iglesias y los empleadores hacían regalos especiales a los trabajadores. Es el 26 de diciembre y actualmente se sigue celebrando.

  
   © Foto Annie Spratt

  • Suecia. A diferencia del resto de países, el día 13 de diciembre (día de Santa Lucía) es uno de los más importantes para esta región escandinava. Las chicas jóvenes salen a la calle iluminando las ciudades vestidas de blanco, y portando velas que en coronas especiales que sitúan sobre su cabeza. De puertas hacia fuera, felicitan a toda la ciudad la llegada de la Navidad, compartiendo café y galletas de jengibre con todos los que las acompañen.

    Días más tarde, tras haber celebrado el mes de adviento y el especial día de Navidad en familia, los suecos suelen recorrer amplias distancias a lo largo y ancho del país; para visitar a sus parientes lejanos o pasar un día con amigos que habitualmente no ven, cambiando día tras día de ubicación. Por suerte, ellos tienen uno de los periodos vacacionales más extensos de Europa.
     

    © Foto Mira Bozhko
     
  • Austria. Aunque la temporada vacacional acabe oficialmente el 2 de enero, es el día 6 (como en nuestro día de Reyes) cuando los niños se convierten en los auténticos protagonistas de las calles. Disfrazados de Melchor, Gaspar y Baltasar llaman puerta por puerta para felicitar el año nuevo y cantar villancicos, con el objetivo de recaudar dinero para causas benéficas. Como dice el refrán… ¡Nunca es tarde si la dicha es buena!

  © Foto Alisa Anton

 

  • Dinamarca. Y siempre pensando en pasar momentos en familia e invocar a la buena suerte, los daneses hacen gala de su generosidad compartiendo un postre en Nochebuena en el que hay escondida una almendra. ¿Os suena? Como ocurre en nuestro tradicional roscón de Reyes, el que la encuentre recibirá un pequeño regalo. Ya como broche final a una noche de celebración, tienen la costumbre de cogerse de la mano mientas pasan la noche cantando villancicos de felicitación.

 

  • Francia. En el país galo, tradicionalmente no suelen adornar especialmente las casas durante el mes de diciembre. Sin embargo, el día de Nochebuena es uno de los momentos más importantes de todo el año. Como ocurre con los ingleses y sus postales navideñas, los franceses tienen por costumbre regalarse entre amigos y familiares las llamadas Étoiles de Noël (las archiconocidas plantas de flor roja que llevan por nombre ponsettias). Expertos en teñir el país del color por excelencia de Navidad.

 

  • Grecia. Como también ocurre en numerosos países del viejo continente, los niños griegos van cantando de puerta en puerta los llamados Kalanda (cánticos para desear buena suerte y felicidad), y van acompañados de tambores y campanas.

    Además, el 1 de enero también se felicitan compartiendo pastel; coronando como ganador al que recibe una moneda en su porción. Como era de esperar, la costumbre dicta que esta persona tendrá suerte durante todo el año.

 

  • Italia. Es uno de los países en que la Navidad cobra grandísima importancia en el calendario. El 25 de diciembre, tras su tradicional comida familiar, son los niños -una vez más- los que se convierten en el centro de atención. Es habitual que en todas las familias reciten poemas para felicitar a sus allegados y -¿por qué no?- ganarse las correspondientes estrenas, tan típicas de esta época…

 

  • Alemania. Y como no podía ser de otra manera, el país germano es visita obligatoria si queremos vivir la experiencia de visitar los típicos mercadillos de Navidad. En numerosas ciudades podrás encontrar estos tradicionales mercados callejeros, en los que avistamos un denominador común: las conocidas galletas Lebkucken. Pastas con diferentes formas navideñas, en las que el azúcar de colores dibuja mensajes de felicitación. En definitiva, un análogo muy dulce a las felicitaciones en papel.

 
  © Foto Alisa Anton

  • Irlanda. Volviendo a las islas del Atlántico, podríamos afirmar que los irlandeses también guardan su plato fuerte para la noche del 24 de diciembre. En este caso, cada hogar enciende una vela roja, para sacarla más tarde a la ventana. Calles y ciudades celebran de este modo una de las noches más mágicas del año.

  

  • Países Bajos. Ya por último, nos toparemos con la conocida figura de San Nicolás. Cuenta la tradición, que llega desde España el 5 de diciembre (¡sí, así de pronto!) y -acompañado de su ayudante Pedro el Negrito- reparte regalos a los protagonistas indiscutibles de estas fechas, los más pequeños. Pero no acaba aquí… Además, los presentes van acompañados de poemas personalizados que felicitan de forma individual a los receptores de los regalos. Un bonito homenaje a lo mejor de cada uno.

 

Quizás esta recopilación no representará a las únicas costumbres. Sin embargo, puede que sí sea una muestra de las más representativas. ¿Verdad que entre unos países y otros no nos diferenciamos tanto? De lo que no cabe duda es de que -al menos- nos mueven inquietudes y valores muy similares. Y aunque sea por un momento, no dejaremos de pensar en hacer de este mundo un lugar más amable y habitable. Que compartir y cooperar no nos sean palabras ajenas en el resto de estaciones del año.

---

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

Síguenos también en InstagramFacebook Twitter

Envío gratuito a partir de 11€ y entrega en un máximo de 72h.

Descubre más de 200 productos a la vente en nuestra tienda online.


Otros artículos que quizá te interesen:

< Volver al blog