CARRITO (0) | 0 €
No hay cuadernos en el carrito

Con buena letra

Trastornos del espectro autista (autismo) en niños de 2 a 3 años

Trastornos del espectro autista (autismo) en niños de 2 a 3 años
20. Dic. 2017
Trastornos del espectro autista (autismo) en niños de 2 a 3 años

El autismo es una condición biológica que afecta a la manera en que la persona ve el mundo. Los niños con autismo tienen dificultades para entender el mundo, como lo hacemos los demás y esto afecta a su manera de relacionarse, comunicarse y pensar.

¿Qué es el autismo?

El autismo es una condición biológica, un trastorno de origen prenatal cuyas bases son neurobiológicas y que por lo tanto da lugar a una manera diferente de percibir, entender y ver el mundo que les rodea. Es un trastorno crónico, una condición que acompaña a la persona durante toda la vida. El autismo puede dar lugar a síntomas y características muy dispares, entre las diferentes personas e incluso entre la misma persona, por ello podemos decir que el autismo engloba un amplio espectro de trastornos que se conocen como trastornos del espectro autista o TEA.

¿Qué son los TEA?

Los TEA son un conjunto de trastornos que podemos entender como un continuo ya que tienen diversas manifestaciones, y síntomas heterogéneos que varían de una persona a otra, y conllevan la enorme variabilidad que define al espectro. No obstante comparten una base común: un funcionamiento mental diferente que genera alteraciones en tres aspectos interacción social, comunicación e imaginación.

Los trastornos del espectro autista engloban las siguientes características:

  • Alteraciones en aspectos del desarrollo social y comunicativo.
  • Dificultades funcionales en diversas áreas: comunicación  tanto verbal, como no verbal.
  • Dificultad en la interacción social.
  • Patrones de acción repetitivos y estereotipados.

Algunas aclaraciones sobre el TEA, que nos ayudarán a entender sus características y quitar el estigma social negativo asociado.

  • El TEA no es una enfermedad que pueda contagiarse. Es una condición neurobiológica crónica, que se manifiesta con una manera distinta de percibir la realidad.
  • El TEA, no necesariamente implica retraso mental, ni es una forma del mismo. Tienen una manera de pensar diferentes pero sus capacidades no son limitadas.
  • Los niños con TEA tienen emociones aunque no las expresen, no lo hacen de modo adecuado pero esto no quiere decir que no tengan emociones.
  • Los niños con TEA son niños como cualquier otro niño, pero tienen una forma diferente de sentir y de pensar, por ello es importante la comprensión y el acercamiento.

Síntomas del TEA en niños

Reconocer los síntomas del TEA, a veces puede ser complicado, ya que la gran variabilidad de síntomas y la edad temprana puede dar lugar a confusión con otros trastornos.

  • Los síntomas suelen aparecer antes de los 3 años de edad, entre ellos podemos destacar:
    • No reacciona cuando le llaman por su nombre. Parece no enterarse del mismo.
    • Tampoco contestan a las preguntas y suelen repetir palabras.
    • No señala los objetos que pueden ser de su interés.
    • No juega representando situaciones imaginarias, haciendo personajes, etc.
    • Evita el contacto visual, apenas tiene contacto visual.
    • Suele jugar solo.
    • Dificultades para la expresión de sentimientos, en muchas ocasiones no llega a expresarlos. No sonríe, no muestra enfado, no aparecen muecas faciales que muestren sentimientos.
    • Aparentes retrasos en el lenguaje y en el habla.
    • No le gustan los cambios, un mínimo cambio les irrita con facilidad.
    • A veces hacen movimientos repetitivos con su cuerpo para liberar tensión y relajarse.
    • En algunos momentos sus reacciones pueden parecer extraña, se ríen en situaciones que no lo requieren, gritan ante ruidos. Debemos recordar que su manera de percibir el mundo es diferente y hay muchas cosas que pueden alterarles.
    • También pueden tener conductas obsesivas, que responden a la necesidad de no salirse de la rutina, del tipo apilar objetos en un mismo orden, seguir ciertas rutinas o secuencias, etc.

Consejos para tratar con niños TEA

  • Los niños con TEA tienen una forma diferente de percibir y de entender el mundo que les rodea. Es importante ayudarles, ofreciéndoles la atención y la estimulación adecuadas para que puedan desarrollar estrategias que les permitan desenvolverse en la sociedad.
  • El primer paso es acudir a un especialista que haga una evaluación completa para determinar las necesidades específicas en las que se debe centrar la intervención.
  • Se suele combinar la terapia conductual, para entrenar conductas adaptativas, se refuerzan las actitudes deseables y se reducen las indeseables.
  • Psicoeducación para favorecer el desarrollo del lenguaje y habilidades comunicativas. 

---

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

Síguenos también en InstagramFacebook Twitter

Envío gratuito a partir de 11€ y entrega en un máximo de 72h.

Descubre más de 300 productos a la venta en nuestra tienda online.

Otros artículos que quizá te interesen:

< Volver al blog