CARRITO (0) | 0 €
No hay cuadernos en el carrito

Con buena letra

SHARE:
5 beneficios del ajedrez como asignatura
02. Sep. 2017
5 beneficios del ajedrez como asignatura

Aumenta la velocidad de cálculo

Son buenos tiempos para jugar al ajedrez en los colegios de nuestro país. Este deporte histórico, pronto dejará de ser una actividad extraescolar para pasar a formar parte del horario lectivo. ¿Conoces cuáles son sus beneficios y las razones por las que se pone en valor en el entorno escolar?

1-Estructura la mente

 En primer lugar, es una actividad que estructura la mente y desarrolla la capacidad intelectual de los niños. Y lo mejor de todo ello: esta característica es algo que no se limita al juego, ya que los más pequeños aprenden con el ajedrez a aplicar el razonamiento en múltiples aspectos de su día a día.

2- Desarrolla la memoria visual.

Por ejemplo, trabajando las jugadas propias y del contrincante, teniendo en cuenta los movimientos clave de cada figura, y -por supuesto- recordando anteriores movimientos con el claro objetivo de ganar.

3- Incrementa la creatividad.

Puesto que no todas las figuras tienen el mismo valor, y desde la más grande a la más pequeña pueden hacer ganar una partida sobre el tablero. Conforme el juego avanza, los recursos disminuyen, y con ello los niños pueden aprender a adaptarse a cada contexto y salir airosos en muy distintas partidas.

4- Potencia la concentración

Potencia la concentración y la mejora del comportamiento, ya que el silencio es uno de los requisitos indispensables para el juego.

5- Aumenta la velocidad de cálculo.

No es la primera vez que se ha intentado implementar el ajedrez en el temario escolar. Ya en 1995, la UNESCO recomendó incorporar este deporte como materia educativa a todos sus países miembro, tanto en Educación Primaria como Secundaria. También la Unión Europea lo recomendó en 2012 a todos los países, atendiendo a las numerosas investigaciones que certifican los beneficios de este juego.

Por otra parte, en nuestro país, algunas comunidades autónomas han logrado ofrecerlo como asignatura optativa desde hace numerosos años. Es el caso de Canarias, que desde 1998 los alumnos de 3º y 4º de la ESO pueden disfrutar de este juego en horario lectivo si así lo desean. 

Al otro lado del Atlántico también hay casos en los que fijar la mirada

Con un programa de implantación que se realizó en Nueva York en la década de los 80 (NYCHESS), se detectaron múltiples cambios en los alumnos de las distintas escuelas. La experiencia resultó extremadamente positiva tras enviar a cada escuela un instructor experto en la materia, que enseñaba a niños y profesores lo mejor de este deporte. ¿Cuál fue el resultado del proyecto?

- Los niños habían aumentado su autoestima.

- Tenían más capacidad de pensamiento racional.

- Aumentaron también sus capacidades cognitivas.

- Y, además, habían logrado mantener una mayor comunicación entre ellos.

Todo ello, se tradujo en mejores notas, y en resultados muy positivos en cuanto a la puesta en marcha de trabajos en grupo. Los alumnos mejoraron también su propia inteligencia emocional y gozaron de una mayor concentración en el trabajo diario.

Uno de los aspectos más interesantes del ajedrez de cara a los niños, es la aceptación de la derrota y el respeto por el contrincante. Ganen o pierdan, los jugadores deben estrechar su mano antes y después de la partida. Un gesto que contribuye en última instancia a la aceptación de los procesos de causa - consecuencia: todos mis movimientos determinarán un resultado final.

Cuándo empezar a aprenderlo

En definitiva, se trata de un juego sano que por su posible complejidad se recomienda aprender a partir de los 6 años. El ajedrez es concentración, imaginación, previsión, memoria, intuición, creatividad, planificación y prudencia. Una mezcla perfecta entre la inteligencia emocional y racional. Y una excusa inmejorable para transmitir los valores del buen juego a los más pequeños.

Si bien pronto podremos verlo en las escuelas, ¿por qué no comenzar a disfrutarlo dentro del entorno familiar?

---

Fuente Foto: Pinterest

Los nuevos cuadernos Rubio de operaciones y problemas incorporan nueva tipología de ejercicios matemáticos que además trabajan transversalmente otros contenidos.


< Volver al blog