CARRITO (0) | 0 €
No hay cuadernos en el carrito

Con buena letra

SHARE:
Cómo motivar en el aula a los niños con altas capacidades
11. Ene. 2017
Cómo motivar en el aula a los niños con altas capacidades

Los alumnos con altas capacidades intelectuales constituyen un grupo de alumnos con unas necesidades educativas especiales. Suele ser habitual que se aburran en clase, y a  menudo estos niños y niñas son vistos como distraídos, e incluso molestos. Saber motivarlos en clase a través de la respuesta a sus necesidades resulta fundamental.

Los niñ@s con altas capacidades

Tradicionalmente se empleaba el termino superdotación para hacer referencia a las personas que tenían un CI superior a la media, en concreto un CI superior a 130. Hoy en día el término ha sido sustituido por el de altas capacidades y tiene en cuenta otras facetas, que van más allá del CI. Las altas capacidades intelectuales engloban: superdotación, talento y precocidad intelectual.

  • Superdotación, capacidad intelectual superior a la media. La Organización Mundial de la salud establece que la superdotación aparece con CI igual o superior a 130.
  • Talento. Destacan en alguna capacidad, aunque no necesariamente en todas.
  • Precocidad intelectual, niños y niñas que adquieren de manera temprana hitos del desarrollo, antes de lo esperado para su edad.

Los niñ@s con altas capacidades en el aula

Los niños y niñas con altas capacidades intelectuales van más adelantados de lo que corresponde a su edad cronológica. Su nivel intelectual excede al de sus compañeros y por lo tanto las tareas del aula se les quedan a menudo cortas, resultando aburridas y nada motivadoras.

Los niños y niñas con altas capacidades intelectuales son considerados por la Ley Orgánica 2/2006 de 3 mayo, de Educación (LOE) como alumnado con necesidad especifica de apoyo educativo. Por lo tanto necesitan una atención integral que se rige por los principios de normalización e inclusión. Es decir, la atención en el aula a los niños y niñas con altas capacidades intelectuales debe tener las siguientes características:

  • En todo momento intentar mantener en su grupo de edad. A menudo puede aparecer un desfase entre su desarrollo intelectual y otras áreas del desarrollo (que siguen un desarrollo normal). Es decir, siguen siendo niños y niñas, en todos los aspectos, excepto en sus capacidades y por lo tanto lo más adecuado para ellos es mantenerlos en su grupo de referencia.
  • Asegurar los recursos necesarios para asegurar el máximo desarrollo de sus capacidades. Cuando estos recursos u otras medidas se consideren insuficientes se podrá optar por la flexibilización (adelantar algún curso), pero siempre como última opción y siguiendo los criterios establecidos)

Cómo motivar a los niñ@ con altas capacidades en el aula

Conociendo cómo son las altas capacidades intelectuales y cómo son las características de la atención a sus necesidades, debemos dar un paso más y aprender a motivarlos en el aula. Para ello, hay varias opciones que pueden sernos de gran utilidad para mantener su atención y responder a sus altas capacidades:

1. Los niños y niñas con altas capacidades intelectuales son niños y niñas que destacan por su alto CI, es decir, sobre todo por sus habilidades lingüísticas y matemáticas, y es en este sentido donde tenemos que ofrecerles estimulación.

2. Una muy buena opción son los talleres de enriquecimiento. Estos talleres podemos llevarlos a cabo en el aula dentro del horario escolar, o fuera del mismo como actividad extraescolar. Se trata de ampliar el contenido para este tipo de alumnos y alumnas, o más bien permitir que sean ellos los que amplíen su contenido, son talleres en los que a través de la investigación y la exploración puedan dar salida a sus inquietudes intelectuales.

3. Otra posibilidad, es la de convertirlos en mentores de los demás compañeros. Se trata de una alternativa que consiste en que los alumnos con altas capacidades intelectuales se encarguen de enseñar y tutorizar a sus compañeros.

4. Recuerda que son niños y niñas que necesitan preguntar y conocer críticamente, dales la oportunidad de preguntar y de explorar sus conocimientos. Intentaremos cambiar el estudio pasivo, las clases pasivas por otro modelo más activo donde ellos puedan participar.

5. No pongas límites a su aprendizaje, deja que busquen información y que se adelanten.

6. Utiliza el sentido del humor. El sentido del humor ayuda a estados de ánimo positivos que contribuyen a la motivación.

7. Emplea juegos y herramientas de lógica, enigmas, jeroglíficos, etc.

8. Diseña actividades o dinámicas de aula que respondan a diferentes niveles de dificultad, de este modo podrás dar respuesta más amplia a las diferentes capacidades.

9. Organiza visitas a museos, talleres de ciencia y tecnología, etc. suelen ser un gran aliciente para estos niños y niñas. Si no puedes organizar estas visitas, puedes buscar documentales, lecturas, etc y traerlo al aula. 

Celia Rodríguez Ruiz
Psicóloga y Pedagoga

--

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

Síguenos también en Instagram, Facebook y Twitter

< Volver al blog