Swipe to the right

10 trucos para potenciar un aprendizaje significativo

10 trucos para potenciar un aprendizaje significativo
27 de abril de 2016

Desde que Ausubel propuso un aprendizaje significativo, se ha producido una auténtica revolución en el mundo de la educación: la manera de entender el aprendizaje se transforma y da un giro radical, y por lo tanto, también el modo de diseñar y planificar la enseñanza. Ausubel entiende el aprendizaje como un proceso complejo que consiste en la creación de significados. La concepción del aprendizaje significativo supuso una revolución pedagógica, ya que por fin aparece una teoría que se opone al aprendizaje mecánico, que apuesta por el papel protagonista del que aprende como constructor de sus significados. La teoría del aprendizaje significativo supone otorgar un papel protagonista al que aprende.

El aprendizaje significativo

El aprendizaje significativo fue expuesto por David Ausubel en la famosa teoría que lleva el mismo nombre. Se trata de un enfoque recogido en el marco de las teorías constructivistas, que concibe el aprendizaje como un proceso de construcción de significados, mediante la relación con los conceptos previos.

El aprendizaje significativo supone:

  • Papel activo del que aprende. En contra del papel pasivo que, tradicionalmente, se le ha dado al aprendiz como mero receptor de contenidos, aparece ahora una concepción que parte de la acción del aprendiz para construir, para crear su propio aprendizaje.
  • El protagonismo lo tiene por lo tanto el aprendiz. El protagonista del proceso de aprendizaje es la persona que aprende, y no los contenidos, proceso de enseñanza o persona que enseña. La teoría del aprendizaje significativo pone el énfasis en el papel protagonista que le corresponde al aprendiz.
  • Para que se produzca aprendizaje, un verdadero aprendizaje, es necesario que la persona que aprende construya ese aprendizaje, es necesario que cree el concepto en su mente y le dote de significado. Solo así se produce un verdadero aprendizaje significativo.
  • El proceso de dotar de significado requiere la relación del nuevo contenido o concepto con los contenidos o conceptos previos aquellos que ya están construidos en nuestra mente, con un significado asignado.

“Lo que escucho lo olvido, lo que veo recuerdo y lo que hago aprendo y comprendo”, Confucio


La importancia de generar experiencias de aprendizaje significativo

El aprendizaje significativo no se puede concebir sin un papel activo y protagonista del aprendiz. El aprendizaje significativo necesita que el sujeto que aprende experimente, explore, piense, actúe con el contenido y de este modo poco a poco vaya construyendo en su mente el concepto, relacionando con sus conocimientos previos y de este modo transformando lo que sabe y lo que está aprendiendo.

Este proceso de creación de significado requiere necesariamente experiencias de aprendizaje significativo. Para que el verdadero aprendizaje, ese que consiste en crear significados, tenga lugar, debemos alejarnos del aprendizaje mecánico y dar la vuelta a la manera de planificar los procesos de enseñanza aprendizaje. Es muy importante dar un papel central al aprendiz y permitirle que viva experiencias de aprendizaje, alejándole así de un papel pasivo como simple receptor de contenidos.

Trucos para potenciar un aprendizaje significativo

1. Dales tiempo para aprender, recuerda que se trata de crear un significado y no de memorizar de manera mecánica. El aprendizaje significativo es un proceso único y personal de cada uno. Si queremos potenciar el aprendizaje significativo es muy importante respetar el ritmo de cada uno, su propio proceso, y dar tiempo para que puedan construir sus aprendizajes.

2. Deja que tengan un papel activo y protagonista. Cada uno es dueño y responsable de su propio aprendizaje, y para ello la experiencia es necesaria. Es fundamental dejar a un lado las clases en las que los alumnos se limitan a recibir información y transformarlas en escenarios llenos de experiencias de aprendizaje. Deja que ellos busquen la información, se cuestionen, pregunten, haz posible diferentes rincones de aprendizaje, y sírveles de guía.

3. Utiliza la pregunta como medio para que razonen. Pregúntales cosas y haz que ellos se cuestionen y transformen los contenidos de su mente.
4. Despierta su interés, de este modo sentirán ganas de aprender, de buscar significados, de un modo natural. Para ello utiliza la curiosidad, fomenta la curiosidad y tendrán interés por aprender.

5. Haz del proceso de aprendizaje un proceso lúdico y libre de tensiones.

6. Cambia la idea negativa del error, utiliza el error como fuente de aprendizaje. Ayúdales a reflexionar sobre sus errores y aprender de ellos.

7. Refuerza sus logros y anímales a seguir adelante.

8. No limites su aprendizaje. Con demasiada frecuencia pautamos lo que tienen y lo que no tienen que aprender y de esta manera estamos alejándonos de un aprendizaje natural.

9. Procura que estén activos durante todo el proceso. Que busquen, investiguen, experimenten, exploren, que comprueben, que se equivoquen y, en definitiva, que aprendan.

10. Ayúdales a relacionar los nuevos contenidos con los conceptos previos que ya tienen. 

 


Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

--

Foto  © Patrick Tomasso / Jordan Witt

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

Síguenos también en InstagramFacebook Twitter

¡Comparte!