Swipe to the right

5 manualidades para organizar el escritorio

5 manualidades para organizar el escritorio
14 de marzo de 2015

Son muchos los beneficios de realizar manualidades junto a los niños: mejoran su psicomotricidad, sus trazos, aprenden la importancia del reciclaje, descubren nuevos materiales… Pero si existe una utilidad interesante para estos objetos, es en lugares en los que el orden es una condición indispensable. 

Por ello, nos trasladamos al espacio de estudio, con el objetivo de crear 5 manualidades para organizar el espacio de trabajo de los más pequeños. Siempre pensando en favorecer una mayor concentración de los niños gracias a la disposición de los elementos.

 

¿Qué podemos crear para mantener el escritorio ordenado?

1- El clásico bote de lápices nos podrá ayudar a organizar los colores por tipología de material: rotuladores, ceras, lápices de madera, bolígrafos… Lo podremos hacer con una lata metálica (¡siempre con supervisión de un adulto para evitar cortes!), a la que previamente le hayamos quitado la tapa y hayamos limpiado. Hay distintas opciones para la decoración

  •  
    • Pintar sobre el bote con pintura plástica, que es apta para el metal.
    • Forrarlo con papel de regalo, pegado al bote.
    • O forrarlo con cinta adhesiva de color. 

Fuente | Pinterest 

2- Con cajas de zapatos o cereales, de un tamaño considerable, podremos crear bandejas para organizar fichas, dibujos, guardar el papel reciclado, u organizar los deberes según el orden de entrega. Será tan fácil como forrarlas con el tipo de papel que más nos guste: papel pinocho, papel de seda, papel charol… Casi como si de un regalo se tratase.

3- Botes para clips, gomas, sacapuntas… con botes de cristal. Si preferimos que los materiales que en ellos guardamos no queden a la vista, siempre podremos bañarlos en pintura: tanto por dentro, como por fuera.

4- Las hueveras de cartón también son un excelente contenedor con el que podremos organizar elementos pequeños. Bastará con pintar motivos decorativos sobre ellas, o recortar solo los huecos que vayamos a utilizar. 

5- Y, por último: con una base amplia de corcho, podremos crear un tablero semanal. O bien podemos dividir el espacio del mismo de lunes a domingo, para colgar notitas con las tareas, actividades y recordatorios de cada día, o bien recortar la base para generar 7 superficies de corcho. Una por cada día de la semana. La decoración, por supuesto, será al gusto. Pero la recomendación con este material pasa por la pintura.

El escritorio debe de ser un lugar de trabajo limpio, diáfano, en el que quepan los materiales necesarios para realizar los deberes, trabajos, o estudiar de forma previa a los exámenes. Y lo más importante: sin que los niños se sientan distraídos, incómodos, o sin que puedan mantener el foco de atención en aquello que están resolviendo. Esta vez… ¡que la creatividad nos ayude a lograr el orden!

--

Fuente | Pinterest

¡Comparte!