Swipe to the right

7 actividades para aprender matemáticas jugando

7 actividades para aprender matemáticas jugando
14 de mayo de 2020

Las matemáticas pueden ser complicadas para muchos niños y niñas ya que el lenguaje matemático supone comprender muchos conceptos abstractos. Con frecuencia los niños y niñas tienen por tanto miedo a las matemáticas, resultando estas tareas algo arduas y difíciles de entender.

¿Por qué les cuesta aprender matemáticas?

Las matemáticas comprenden un conjunto de conceptos abstractos que, aunque tengan una lógica fija, si no se entienden y se asocian adecuadamente los conceptos pueden llegar a resultar incomprensibles y completamente azarosas.

En la etapa de educación primaria el pensamiento de los niños es concreto, es decir, pueden razonar, pero lo hacen sobre lo real y lo concreto. La capacidad para razonar sobre las posibilidades y lo abstracto se alcanzará más adelante. Es necesario dar un orden y un sentido a los conceptos abstractos que configuran las matemáticas, para ayudarles a entenderlos.

¿Por qué aprender matemáticas jugando?

Los niños aprenden muchas cosas jugando, lo hacen en estos casos, de manera natural, mientras se divierten. Es importante desterrar la idea de que aprender no puede ser divertido. Ya que, el aprendizaje natural es algo espontáneo y que genera placer, pero cuando se fuerzan los aprendizajes y se descontextualizan de la realidad del niño es cuando se vuelven aburridos.

Aprender matemáticas a través del juego es un recurso de gran poder para lograr que los niños entiendan esos conceptos.

·A través del juego se pueden hacer concretos los conceptos abstractos. Por ejemplo, contando los puntos del dado se puede relacionar el concepto de número y su cantidad, a través de algo concreto y real. Se trata de que el niño pueda experimentar, observar y tocar directamente, de este modo los conceptos abstractos pueden convertirse en algo concreto sobre lo que pueden razonar.

·Con el juego los niños se divierten y se alejan de la tensión de otras situaciones de aprendizaje. La tensión provoca bloqueos y dificulta el razonamiento.

·El juego es el medio natural del niño, y nos permite dar sentido a los conceptos matemáticos. Es decir, se pueden utilizar tales conceptos en contextos reales.

·A través del juego se aumenta la motivación y la implicación del niño en las tareas matemáticas.

Actividades para enseñar matemáticas jugando

·Ábaco. El ábaco es un recurso que sirve para hacer concreto ciertos conceptos matemáticos y ayuda a los niños a entender las sumas y las restas.

·Juegos de mesa. Los juegos de mesa son excelentes para aprender conceptos matemáticos básicos, como el concepto de cantidad (con los dados), contar, etc.

·Juegos de piezas geométricas. La posibilidad de hacer diferentes estructuras, comparar tamaños, formas, contar, etc.

·Juegos de cartas. Los juegos de cartas son otra opción muy buena para que los niños entiendan los conceptos matemáticos.

·Desafíos matemáticos. Los juegos que incluyan ciertos desafíos matemáticos, como juegos de pistas que conlleven resolver una operación, combinar números, etc. son otra opción de gran utilidad. Este tipo de juegos se pueden incluir en proyectos de gamificación o scape room.

·Pasatiempos matemáticos. Entre los que se pueden destacar sudokus, colorear según el número, laberintos de números, etc.

·Olimpiadas matemáticas. Otra opción excelente, consiste en organizar unas olimpiadas matemáticas, compuesta por diferentes tareas matemáticas que han de resolver por equipos.

--

Tablero de parchís. Crédito: photostocklight en Shutterstock

¡Comparte!