Swipe to the right

Adicción al móvil en adolescentes

Adicción al móvil en adolescentes
2 de septiembre de 2020

Adicción al móvil en adolescentes

El móvil es muy importante para los adolescentes, el uso de estos dispositivos está transformando la manera de comunicarse, de relacionarse y de informarse. Las múltiples posibilidades que ofrecen los teléfonos móviles, puede llegar a enganchar a los más jóvenes, convirtiéndose en una adicción que llega a cambiar su carácter, y tiene repercusiones en los diferentes ámbitos de su vida, pudiendo suponer problemas de conducta en casa, bajo rendimiento académico, afectar a sus relaciones sociales, etc.

Los casos de adicción al móvil se multiplican en los últimos años a un ritmo vertiginoso. Hablamos de jóvenes que están conectados al móvil casi constantemente, que se tornan agresivos cuando sus padres tratan de controlar el uso del teléfono móvil, que hacen conductas propias de otros adictos como esconder los dispositivos, mentir, agredir, no dormir, etc. para conseguir la sustancia que les genera adicción.

¿Por qué se produce está adicción? El mecanismo de la adicción

La adicción al móvil, al igual que otros tipos de adicción, tiene sus bases en el circuito de recompensa del cerebro. El uso del móvil, produce una sensación de placer que activa el circuito de recompensa del cerebro y nos engancha. En el caso de los adolescentes, la cosa se complica, ya que están inmersos en pleno proceso de desarrollo cerebral, y por ello son más vulnerables a las adicciones.

- El adolescente, se encuentra en un periodo en el que se está desarrollando la corteza prefrontal, responsable de funciones como planificación, organización, control de impulsos, juicio, etc. por lo que les será más complicado controlar su comportamiento y anticipar las consecuencias.

- Además, esta inmadurez, conlleva que otras partes del cerebro sean más activas en los adolescentes. El concreto, el sistema dopaminérgico del cerebro, encargado entre otras cosas del sistema de recompensa y la sensación de placer es más activo en adolescentes que en adultos. Por lo que el placer que les provocan ciertas situaciones o tareas son más intensos, el sistema de recompensa es más potente y el peligro de adicción se multiplica.

Razones por las que el uso del móvil se convierte en objeto de adicción

Aunque sepamos cómo funciona el mecanismo de la adicción, a través del circuito de recompensa, es importante comprender porque el uso del móvil activa este circuito porque genera esa sensación de placer. Las razones por las que el uso del móvil atrae a los jóvenes son las siguientes:

- Les otorga cierta autonomía y alimenta su identidad. El adolescente necesita sentirse autónomo, dueño de sus decisiones y el uso del móvil le otorga un espacio personal que ofrece esa posibilidad.

- Fomento de las relaciones interpersonales. Para los jóvenes las relaciones interpersonales tienen un papel clave y se convierten en el eje de su vida. El teléfono móvil puede multiplicar las interacciones y el número de personas con las que se relacionan.

- Motivaciones tecnológicas y de ocio. El uso del móvil ofrece muchas posibilidades de ocio: vídeos, juegos, etc.

Síntomas de adicción al móvil en adolescentes

Todos los adolescentes usan el móvil de un modo intenso, es importante reconocer los síntomas que puedan alertarnos de una adicción.

- Utilización excesiva. El uso en exceso, conlleva pérdida de la noción del tiempo y alteración de los horarios de comida, sueño, estudio, etc.

- Síndrome de abstinencia. Cuando no pueden usar el móvil, cuando no pueden llevar a cabo la conducta adictiva, responden con irritabilidad, tensión, ansiedad, depresión, etc.

- Signos de tolerancia. A medida que se agrava el problema necesitan cada vez más tiempo de uso, ya no les vale con unos minutos.

- Repercusiones negativas en su vida diaria. Discusiones familiares, disminuye el rendimiento académico, está cansado porque altera sus horas de sueño, tiene problemas con amistades, etc.

Consecuencias de la adicción al móvil

Toda adicción conlleva graves consecuencias, pero cuando estás tienen lugar en periodos sensibles del desarrollo como es la adolescencia éstas son aún más graves.

·Al suponer un sobreestimulo puede alterar el desarrollo de la corteza prefrontal, dando lugar a dificultades en las funciones relacionadas con esta área como son control de impulsos, juicio, planificación, organización, etc.

- Desinterés por la interacción social. El uso del móvil puede provocar aislamiento voluntario e incluso desinterés por relacionarse, ya que genera más placer el uso del móvil que la interacción con los demás.

- Problemas relacionados con la salud. El uso del móvil supone sedentarismo y puede conllevar problemas de obesidad, además de las consecuencias negativas para la vista.

- Dificultades para controlar la frustración, y ansiedad. El móvil responde rápido a sus necesidades y no llegan a esperar a tolerar pequeños niveles de frustración, lo que conlleva ansiedad.

- Bajo rendimiento académico y Problemas familiares.

Cómo actuar para prevenir la adicción a los teléfonos móviles en adolescentes.

- Establecer unas normas de uso del móvil que incluyan sobre todo tiempo de uso.

- Recordar que son jóvenes y que necesitan un control para usar el móvil.

- Utilizar programas de control parental.

- Respetar su intimidad, pero vigilar el uso que hacen del móvil.

- Ofrecer y promover alternativas de ocio más saludables.

- Actuar como ejemplo y no abuses del teléfono móvil.


Michael Foto © Fallon Michael

--

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <


¡Comparte!