Swipe to the right

¿Cómo podemos ayudar a los niños y niñas a crear el hábito de estudio?

¿Cómo podemos ayudar a los niños y niñas a crear el hábito de estudio?
16 de noviembre de 2020

El hábito de estudio

El hábito de estudio es el conjunto de conductas que los estudiantes ponen en marcha de manera regular para aprender e incorporar saberes a su estructura cognitiva. Los hábitos de estudio son por lo tanto, un conjunto de estrategias que se ponen en marcha de manera regular, incorporándose a la práctica de forma continuada y que poco a poco, se vuelven naturales.

Para crear un hábito de estudio es importante desarrollar una serie de habilidades y competencias que favorezcan este desarrollo.

Cómo ayudar a los niños a crear hábito de estudio.

Lo esencial del hábito de estudio es que se convierta en hábito y para ello es necesario convertirlo en una práctica regular que pueda desarrollarse de manera automática y natural sin esfuerzo. Cuando la práctica genera un hábito, el cerebro y todo el organismo se muestran de manera natural en predisposición para el hábito, en el caso del hábito de estudio para el aprendizaje. Así si el hábito es estudiar todos los días a una hora, un rato antes y durante esa hora el cerebro estará en buena predisponían para estudiar.

Algunos pasos para favorecer el hábito de estudio en los niños

-Crea una rutina que ayude a la predisposición. Se trata de organizar un horario de estudio, procurando que el niño dedique todos los días a la misma hora y, en el mismo lugar un tiempo para el estudio. De este modo el cerebro creará tal hábito.

-Crea un sistema para realizar la tarea de estudio. Por ejemplo, empieza con una lectura comprensiva del material de estudio, sigue con la identificación de las ideas clave, continua con resolver dudas, anotas las ideas clave, hacer un esquema o resumen y tratar de recordar. Repetir las mismas tareas nos ayuda para crear el hábito en el cerebro y permite que mejore su desempeño siguiendo siempre la misma secuencia.

-Puede ser aconsejable empezar poco a poco con el hábito e ir añadiendo tareas. Estas dependerán de la edad y el nivel del niño. A veces el hábito se ha de comenzar por mantener al niño sentado haciendo una tarea durante un intervalo de tiempo determinado.

-Es importante mantener el hábito con regularidad, haciendo lo mismo todos los días, pudiendo descansar el fin de semana. Para ello si el niño no tiene deberes, buscaremos una tarea como leer, o incluso un juego o un puzzle. Lo importante es que sea una tarea que requiera concentración y que ayude al cerebro a mantenerse concentrado en una tarea.

-El hábito se puede crear desde un primer momento, cuando el niño empiece la educación primaria. Se ha de considerar la edad del niño para establecer tareas y tiempos, así cuanto más pequeño sea el niño necesitaremos menos tiempo y tareas más sencillas.


Síguenos en Facebook, Google+ y Twitter.

---
Foto © Anita Jankovic / Foto © Van Tay Media / Foto © Andrew Ebrahim

¡Comparte!