Swipe to the right

Cómo continuar aprendiendo en verano de forma divertida

Cómo continuar aprendiendo en verano de forma divertida
10 de junio de 2021

Después del curso escolar, las clases, los deberes, extraescolares, etc. los niños y niñas pueden dejar atrás las rutinas diarias y dedicarse a otro tipo de tareas y juegos. No obstante, este descanso no implica dejar de aprender, es más, se puede aprovechar este período para impulsar el aprendizaje de forma divertida.

Continuar aprendiendo en verano de forma divertida

El verano es una época ideal para aprender de forma divertida, se pueden aprovechar los juegos, el aire libre, las salidas, etc. para reforzar y afianzar los contenidos y conocimientos adquiridos durante el curso que ha terminado.

Durante el verano los niños y niñas estarán más relajados y descansados por lo que se pueden aprovechar estos momentos para impulsar su aprendizaje. Lo ideal es hacerlo alejándonos de los deberes tradicionales y buscar actividades y tareas con las que puedan divertirse además de aprender.

Ideas para continuar aprendiendo en verano de forma divertida

1. Juegos al aire libre. Los juegos al aire libre son una buena opción para repasar algunos contenidos, además los niños y niñas podrán estar en contacto con la naturaleza en un ambiente distendido.

- Yincana. Hacer una yincana en la que los niños y niñas tengan que superar algunas pruebas para conseguir un objetivo es una gran opción. Las pruebas pueden basarse en los contenidos trabajados durante el curso.

- Juego de pistas. El juego de pistas es una alternativa similar a la yincana. En este caso las pistas serían referidas a los contenidos curriculares tratados en el curso.

- Escape Room. El Escape Room es una tendencia muy divertida y capaz de motivar a los niños. Se trata de crear un escenario y una misión a cumplir para escapar de un espacio, abrir un cofre, etc. para ello tendrán que ir superando pruebas.

2. Juegos de mesa. Los juegos de mesa tradicionales son otra idea genial para trabajar los contenidos del curso académico. Existen muchos juegos, algunos ejemplos:

- Memory. Para entrenar la memoria visual, rapidez mental, …

- Apalabrados, juegos de palabras. Con estos se trabaja estrategia, gramática, vocabulario, etc.

- Hundir la flota. El clásico juego sirve para trabajar letras, números, coordenadas, estrategia.

- Monopoly, parchís, juego de la oca. Se trabajan algunos conceptos básicos como estrategias, manejo del dinero, operaciones matemáticas, conteo, etc.

- Trivial para niños. A través del trivial pueden practicar la cultura general, la memoria, adquisición de nuevos contenidos, etc.

3. Escribir cartas o postales a familiares y amigos. Durante los meses de verano se puede trabajar la redacción y la ortografía a través de la escritura de cartas o postales a amigos y/o familiares. La escritura de cartas o postales, da un sentido a la tarea de escribir, y se convierten en una opción más divertida que la redacción o el dictado.

4. Deportes. Los deportes son una opción que les puede servir para practicar la estrategia, cálculo matemático (llevar puntos, calcular cuántos necesitan para alcanzar el objetivo, etc.)

5. Excursiones y visitas a sitios de interés. En verano todos tenemos más tiempo y se pueden aprovechar estas fechas para repasar algunos contenidos visitando lugares y sitios de interés. Una excursión a la naturaleza o al parque zoológico puede servir para repasar contenidos relacionados con los animales (tipos de animales, alimentación, formas de vida, etc.) o las plantas, ecosistemas, etc.

6. Cuadernillos de repaso. Los cuadernillos de repaso son una alternativa muy eficaz para reforzar los contenidos trabajados durante el curso. Estos cuadernillos suelen ser visuales y más atractivos con lo que se logra motivar a los más pequeños mientras practican.

Juguetes cuadernos rubio


--

Puedes darte de alta en nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades y promociones: > Suscribirme <

También puedes seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter.



¡Comparte!