Swipe to the right

Cómo enseñar a los niños a compartir. 6 pautas para enseñar a los niños a compartir

Cómo enseñar a los niños a compartir. 6 pautas para enseñar a los niños a compartir
23 de diciembre de 2019

A menudo los niños tienen dificultades para compartir sus cosas, siendo habituales las peleas y los conflictos cuando varios pequeños quieren lo mismo. Lograr que los niños compartan sus cosas puede ser todo un desafío para familias y educadores.

Cuando aprenden los niños a compartir

Es normal que los niños pequeños no quieran compartir sus cosas, es algo lógico enmarcado dentro de las características de su desarrollo evolutivo.

En un primer momento el niño no es consciente ni de su identidad, ni de la identidad de los demás, mucho menos aún de la idea de pertenencia y del concepto de compartir. Poco a poco el niño comienza el desarrollo de su identidad, empieza a ser consciente de su existencia como un ser independiente de los demás y de cualquier objeto, empieza en este momento a formar su yo. En torno a los 2 años de edad, el niño ya será consciente de su yo, y comenzará entonces una etapa natural de egocentrismo. Esta etapa se caracteriza por la creencia de que todo gira a su alrededor y de que todo le pertenece, el niño cree que todo es “mío”. Antes de los 3 años difícilmente podremos enseñar al niño a compartir ya que no estará preparado para ello.

Podemos enseñar a los niños a compartir a partir de los 3 años de edad.

¿Cómo enseñar a los niños a compartir?

Para enseñar a los niños a compartir, debemos tener en cuenta que la habilidad de compartir no es algo innato, sino algo que deben aprender y, por lo tanto, es una habilidad que se desarrollará poco a poco, enmarcada en el período evolutivo en que se encuentra el niño. Es decir, debemos comprender las dificultades como parte natural de su desarrollo, y enseñar esta habilidad en el marco de la evolución de su egocentrismo, hacía una etapa de apertura a la existencia de los otros, y el abandono de la creencia de su identidad como papel central.

6 pautas

Algunas pautas para enseñar a los niños a compartir son las siguientes:

  • · Tener paciencia y no esperar que aprendan a compartir porque les digamos que tienen que hacerlo.
  • · Ponerse en su lugar y comprender que para un niño sus cosas forman parte de su mundo e incluso de su identidad, como si fuesen una parte de sí mismo. Por lo que se ha de respetar que tengan algún objeto especial que no quieran compartir.
  • · Dar un buen ejemplo. Los niños aprenden más de lo que ven que de lo que les decimos. Es por ello que, si se quiere enseñar a compartir a los niños, los adultos han de dar su ejemplo primero.
  • · Explicarle que compartir alguna cosa no supone perderla o entregársela para siempre al otro. Utilizar un vocabulario sencillo y explicarle que cuando se comparte algo el otro usará un rato eso que se le deja prestado pero que después será devuelto a su dueño. Por ejemplo: “Si dejas tu juguete a tu amigo, jugará un ratito con ello y luego te lo dará otra vez a ti para que juegues.”
  • · Enseñarle que compartir puede ser enriquecedor ya que puede suponer compartir tiempo con otras personas. Por ejemplo: “si le dejas tu juguete, podéis jugar los dos juntos y será más divertido para los dos.”
  • · Reforzar cuando compartan. A menudo el niño es reprimido cuando no comparte, es esencial reforzarle cuando comparta con otros niños y decirle que lo está haciendo bien.
¡Comparte!