Swipe to the right

Cómo enseñar a los niños y niñas a decir NO

Cómo enseñar a los niños y niñas a decir NO
20 de enero de 2020

Muchas personas tienen dificultades para decir NO a los demás lo que conlleva consecuencias a menudo negativas. Es muy importante enseñar a los niños a poner límites en sus relaciones interpersonales y para ello es necesario que aprendan a decir NO a los demás, sin temor a sus reacciones o a no ser aceptados en el grupo.

Enseñar a los niños y niñas a decir NO

A la hora de educar a los niños, los adultos quieren que sean obedientes y que hagan caso a lo que se les pide. Eso está bien, no obstante, no se debe descuidar la educación en habilidades sociales y educarles para sean capaces de poner límites en sus relaciones sociales y sean capaces de decir NO para defender sus opiniones e intereses.

Es muy importante enseñar a los niños a decir NO, ya que a lo largo de la infancia y la adolescencia se encontraran con múltiples situaciones en las que sea muy importante poner límites y defender sus intereses desde el respeto y sin dañar a los demás. Cuando se les enseña a decir que no, desarrollan un estilo de comunicación asertivo y mejoraran sus habilidades para relacionarse con los demás.

Cómo enseñarles a decir NO

  • · Educar a los niños para que conozcan sus límites y sean capaces de defenderlos sin agredir. Se trata de educar para que entiendan que decir NO es un derecho, que no tienen que agradar a todo el mundo y que los demás han de respetar sus decisiones.
  • · Escuchar a los niños y favorecer la reflexión mediante preguntas. Preguntarles que es lo que opinan, que es lo que les gusta, que es lo que quieren, les ayudará a reflexionar sobre sus valores e interés y aprenderán que la gente que les quiere se preocupa por sus intereses, y respetará sus decisiones.
  • · Enseñarles a escuchar a los demás. El decir NO es un aprendizaje social, que no debe quedarse en uno mismo, también han de ser capaces de respetar las decisiones y opiniones de los demás.
  • · Educarles para que no se vean en la necesidad de agradar a todo el mundo. Para ello es muy importante que, además el adulto llegue al equilibrio entre poner límites y permitirles que tomen sus decisiones. Por ejemplo: dejar que elijan lo que se quieren poner y que no lo hagan por agradar al adulto, que elijan sus juegos, etc.
  • · Educar con el ejemplo. Los niños aprenden más de lo que ven en los adultos más cercanos que de lo que les decimos, si ellos ven que sus adultos más cercanos son capaces de decir no y toman sus decisiones sin querer agradar a los demás aprenderán que es una manera adecuada de relacionarse.
  • · Ayudarles a no sentirse culpables cuando digan que no a otros, ya sean otros niños, familiares, etc. Es importante que entiendan que decir que NO es un derecho y que no deben sentirse culpables.
  • · Enseñarles a decir NO y responder con educación y respeto al otro. Además de defender los propios derechos es esencial que sepan ser honestos y respetar al otro.
  • · Cómo nota final es importante no confundir el enseñarles a decir que no con no poner límites a los niños. No se debe confundir enseñarles a decir NO con dejarles hacer todo lo que quieran. Los límites son necesarios para su educación, el decir NO es una habilidad social.
¡Comparte!