Swipe to the right

Cómo enseñar a los niños y niñas a dormir solos y solas

Cómo enseñar a los niños y niñas a dormir solos y solas
21 de julio de 2021

Entendamos al niño/a ¿Por qué le cuesta dormir solo/a?

En primer lugar, es necesario comprender al niño/a y tener paciencia con ellos/as. Es importante recordar que todavía están creciendo y que es normal que busquen compañía y que se sientan más seguros/as por las noches durmiendo con sus padres.

Son diversas las razones por las que los niños/as pueden tener dificultades para dormir solos/as, las más comunes suelen ser miedos, dependencia de los padres, inseguridad, celos del nuevo hermanito, etc.

En la base de todas estas dificultades se sitúa el desarrollo madurativo. El ser humano nace con un cerebro inmaduro y poco a poco va desarrollándose, tal desarrollo se traduce en la adquisición de habilidades cada vez más complejas desde el habla, la capacidad de andar, la capacidad de dormir solo, … hasta destrezas de razonamiento, psicomotrices complejas, etc. Esta inmadurez hace que el/la niño/a sea dependiente, ya que precisa de los cuidados de los adultos más cercanos para sobrevivir mientras avanza en su desarrollo. Es normal que a veces tenga dificultades para dormir solo/a y que requiera estar con sus padres, ya que se sentirá más cómodo/a, sentir que sus padres están cerca le aporta confianza y tranquilidad.

En todo caso, es necesario ayudarles a dormir solos/as y fomentar este hábito, ya que es necesario para su autonomía y el desarrollo de la confianza en sí mismos/as, es esencial que les ayudemos a crecer, y para ello tienen que aprender a dormir solos/as. En este sentido el desarrollo de un apego seguro, basado en la confianza y seguridad psicológica, será clave para ayudar a los/as niños/as a sentir que sus padres estarán allí, aunque duerman en otra habitación.

Cómo enseñar a los/as niños/a a dormir solos

- Se ha de procurar crear el hábito desde pequeños/as, con mucha paciencia y cariño, pero manteniendo la rutina.

- Explicar las ventajas de dormir en su cuarto (tendrá más espacio en la cama para él/ella solo/a, tendrá sus juguetes, etc.) y explicar que los padres estaréis en la habitación de al lado por si necesita algo.

- Crear una rutina de sueño, que se repita cada noche antes de ir a la cama. De este modo el cerebro creará el hábito y al repetir la tarea se preparará para dormir. Para crear el hábito se recomienda actividades relajantes antes de dormir, por ejemplo: baño, masaje, pijama, cena, y cuento.

- La lectura del cuento es importante, ayuda a relajarse y a no pensar en otras cosas y a quedarse dormido. Durante la lectura el/la niño/a se siente acompañado/a y seguro/a.

- Mientras se crea el hábito, el adulto puede separarse poco a poco, haciéndolo de manera gradual. Al principio puede ser conveniente esperar unos minutos hasta que se quede dormido/a, después se le explica que estaremos en la habitación de al lado.

- Cuando llore o llame, es necesario atender al/la niño/a. Si no se atienden sus necesidades, se sentirá inseguro/a. Cuando llore, lo recomendable es relajarle, explicarle que estamos al lado y acompañarle a su cama de nuevo, siguiendo el procedimiento.

- Hay que evitar enfadarse con el/la niño/a durante el proceso ya que llevará su tiempo, también es importante evitar presionarle o hacerle sentir mal por no poder dormir solo/a.

--

Puedes darte de alta en nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades y promociones: > Suscribirme <

También puedes seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter.

Picsea

Kelly Sikkema

Minnie Zhou

¡Comparte!