Swipe to the right

Cómo preparar la vuelta al colegio en los últimos días de vacaciones

Cómo preparar la vuelta al colegio en los últimos días de vacaciones
4 de septiembre de 2016

Cuando el verano agota sus últimas energías y el curso escolar llega en su versión más renovada, vuelve a nuestro día a día la inconfundible vuelta al cole. Sinónimo de comienzos ilusionantes, de reencuentros, de infinitas novedades… Para padres, niños y profesores, se trata de una época de readaptación en la que, sin duda, se marca el pistoletazo de salida de un nuevo año compartido.

Si bien es cierto que hasta la próxima llegada de septiembre quedarán algunas incógnitas por desvelar, los padres pueden jugar durante los últimos días de vacaciones un papel muy positivo en la adaptación de los niños a su vuelta al colegio. ¿Cómo ayudarles, pues, a que ésta se desarrolle de forma paulatina y agradable para ellos?

1. Es importante dotar a la situación de normalidad, preparando de la mano de los más pequeños todo aquello que puedan necesitar y, sobre todo, atendiendo a sus dudas e incertidumbres. Los días previos a su vuelta a las aulas son un momento excelente tanto para escucharles como para transmitirles información positiva sobre todas las novedades que van a encontrar en su día a día.

> Gestos como la escritura de su propio nombre en los libros que utilizarán a partir de ahora, pueden ayudar a sentirse totalmente partícipes de esta nueva etapa. <

2. Readaptar los horarios progresivamente contribuirá a reajustar el reloj biológico de los niños. Con ello evitaremos cambios bruscos, como madrugones o un desajuste en los hábitos alimenticios, que puedan repercutir en el bienestar y en su rendimiento durante los primeros días.

3. Podemos compaginar los últimos días de distensión veraniega y juegos con ejercicios de refuerzo del curso anterior y de preparación al próximo. Este tipo de actividades también nos ayudará a marcar de nuevo ciertos horarios y a diferenciar el tiempo dedicado a cada materia. Además, es una práctica especialmente interesante para crear hábitos de estudio a largo plazo.

4. Además, cultivar una dieta equilibrada evitando excesos, acostumbrará a los pequeños a rutinas como un desayuno propio de una jornada en el colegio, la llegada de la hora del almuerzo, el menú del comedor escolar o una merienda ajustada a las necesidades de las actividades extraescolares que puedan realizar en este nuevo curso. Con ello, los horarios jugarán nuevamente un papel protagonista, y puede llegar a ser muy interesante que ellos mismos nos ayuden a preparar los ingredientes necesarios para cada comida del día o se impliquen incluso en el desarrollo de las recetas.

No olvidemos que la llegada de septiembre suele traer consigo un clima suave y agradable, gracias al que todavía será posible disfrutar de numerosas actividades al aire libre. De esta forma, podremos acompañar a las primeras semanas de vuelta al cole con un aprendizaje basado en el juego y el disfrute.

Tan solo queda desear: ¡que la motivación y la ilusión nos acompañen en esta nueva etapa de aprendizaje!

Descubre nuestros packs de cuadernos multitareas especial vuelta al cole.

--

Para trabajar la psicomotricidad fina en nuestra web encontraréis os cuadernos de colorear, la colección de educación infantil y la colección de escritura.

Síguenos en FacebookGoogle+ y Twitter.

¡Comparte!