Swipe to the right

¿Cómo utilizamos la ortografía en las redes sociales?

¿Cómo utilizamos la ortografía en las redes sociales?
8 de octubre de 2014

Han pasado años desde que aterrizamos por primera vez en las redes sociales que actualmente utilizamos (Twitter, Facebook, Google+, Tuenti, blogs..). Pero… ¿cuánto hemos cuidado nuestra ortografía desde entonces? ¿Escribimos en cada publicación que hacemos del mismo modo en que escribimos sobre el papel? ¿Somos conscientes realmente de la forma en que nos expresamos?

Si existe una certeza respecto a todo ello es que, al menos, escribimos más. ¡Mucho más! Sin embargo, nos preguntamos: ¿lo hacemos de la forma más correcta posible? ¿O quizás es que no nos concedemos el tiempo necesario para ello?

  1. Solemos olvidar los signos de puntuación cada vez que acabamos una frase, y las tildes en cada una de las palabras que utilizamos.
  2. ¿Otros grandes olvidados? Los signos iniciales de interrogación y exclamación. Aunque, se trata normalmente de una decisión que inconscientemente tomamos para ganar tiempo.
  3. Además, solemos pasar por alto que las palabras homófonas suenan igual, pero sin embargo se escriben de distinta forma. “A ver, haber, ahí, ay, hala, ala, rayar o rallar”… Estos últimos tan solo son ejemplos de las confusiones que cometemos frecuentemente.
  4. Por otra parte, abusamos habitualmente de los puntos suspensivos. El porqué de ello lo encontraremos en que nos recuerdan y acto seguido imitamos a las conversaciones que mantenemos en la oralidad.
  5. Normalmente también le hemos declarado la guerra a las letras mayúsculas, porque es necesario un pequeño esfuerzo sobre el teclado para que estas se activen de forma previa a que escribamos.
  6. Y por último: la inmediatez que requieren por nuestra parte las redes sociales, también nos ha convertido en esclavos de las abreviaturas, un formato no siempre adecuado al tipo de mensaje que podemos estar transmitiendo.

Definitivamente, he aquí la clave: siempre deberemos tener en cuenta el medio y, sobre todo, el destinatario. No será lo mismo comentar las vacaciones de un familiar, que contestar a un usuario que no conocemos personalmente, o dejar una crítica de un restaurante que acabamos de visitar. Sin embargo, tampoco debemos olvidar que cada palabra hablará de quiénes estamos tras el teclado. Es un hecho que en las redes escribimos más, ¡pero no por ello peor!

En los últimos años, Internet ha favorecido que el uso de un buen lenguaje se convierta en un valor diferenciador para aquella persona que lo cultiva y, por ello, a medida que avanza nuestra adaptación a este nuevo medio, nos esforzamos en escribir mejor para transmitir una mayor seriedad y/o profesionalidad. Sin más, tan solo nos queda desear… ¡que la correcta ortografía nos acompañe!

--

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

¡Comparte!