Swipe to the right

Enseñar las vocales de forma divertida

Enseñar las vocales de forma divertida
24 de agosto de 2021

El desarrollo de la lectoescritura requiera la capacidad de hacer corresponder un sonido (fonema) con una letra (grafema), pero la correspondencia grafema-fonema es arbitraria, lo que genera dificultad en el aprendizaje.

La clave para enseñar las vocales, y posteriormente las demás letras, es hacerlo de forma divertida. El aprendizaje no tiene por qué ser aburrido: si lo hacemos de manera divertida los/as niños/as disfrutarán, se motivarán y adquirirán el gusto y el interés por la lectura. De lo contrario, verán este aprendizaje como algo tedioso y costoso.

- Presentación de la letra. Una idea para comenzar con el aprendizaje de las vocales es comenzar por la presentación de la letra. Podemos crear un personaje para cada una de las vocales ( a, e, i, o u), inventándonos un cuento historieta. Dibujamos la vocal y se la presentamos: cómo es, cómo suena, cómo se escribe, qué palabras empiezan por esa vocal, etc., creando así un personaje. Podemos poner a la vocal ojos, boca y características propias, por ejemplo: la a es una letra alegre (ya que la palabra empieza por a), y también atrevida. Le gusta el color amarillo y le gusta comer aceitunas y atún. De esta manera, empiezan a asociar el sonido con palabras concretas, y con el grafema.

- Jugar al «Veo-veo». El clásico juego consiste en adivinar cosas que vemos que empiezan por una letra determinada es otra opción muy recomendable. Se utilizarán solo las vocales.

- Dibujar las vocales. Otra tarea divertida y de gran utilidad consiste en comenzar a familiarizarse con la grafía de la letra. No es necesario utilizar lápiz y papel, esto suele resultar más aburrido para los/as niños/as, en su lugar podemos usar tizas, hacer las letras con plastilina, escribir las vocales en arena, pintarlas con los dedos, etc.

- Detective de vocales. Se trata de buscar las vocales en textos escritos: cuentos, carteles, etc. Les pedimos que señalen las palabras que encuentren con una vocal concreta.

- Cartero de vocales. Otro juego divertido consiste en crear un buzón con cada una de las vocales. Para ello vale cualquier caja donde haremos una ranura y escribiremos la vocal correspondiente. Después, en papeles que quepan por la ranura, anotaremos palabras que tengan la vocal determinada y les pediremos que introduzcan la palabra en el buzón correspondiente.

- Salto a la vocal. Otra forma de disfrutar aprendiendo las vocales consiste en anotar cada vocal en una cartulina y colocarlas en el suelo. A continuación, nombraremos la vocal correspondiente y el niño o la niña saltará sobre la cartulina correspondiente.

- El dado de las vocales. Crearemos un dado con las cinco vocales (se puede usar un dado normal y pegamos encima una pegatina con cada vocal). Se lanza el dado y, cuando salga la vocal correspondiente, tienen 30 segundos para decir todas las palabras que puedan que empiecen por esa vocal.

--

Puedes darte de alta en nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades y promociones: > Suscribirme <

También puedes seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter.

¡Comparte!