Swipe to the right

6 ideas para aprender jugando en vacaciones

6 ideas para aprender jugando en vacaciones
12 de junio de 2016

Las vacaciones, tan ansiadas como temidas por los padres, se convierten en una época del año marcada, sobre todo, por los grandes cambios que suponen para la rutina de los niños. Los horarios varían, el aprendizaje encuentra nuevos formatos, los entornos son distintos…

Son muchas las preguntas que se plantean la mayoría de los padres y madres: ¿deberían sus hijos desconectar por completo durante la época vacacional? ¿Cómo pueden mantener su motivación? ¿Cómo complementar la enseñanza que diariamente reciben en el colegio…?

¡Favorezcamos que aprendan jugando! Son muchas y muy variadas las ventajas de que los niños y niñas descubran el arte de aprender de la mano de los mayores. Con juegos y actividades lúdicas, serán capaces de desarrollar nuevas habilidades y de retener nuevos conceptos y técnicas a base de experiencias que normalmente no encuentran en su rutina escolar. Nada como alimentar la curiosidad de los pequeños.

¿Cómo? A continuación sugerimos algunas ideas para ocupar el tiempo libre en vacaciones y, a su vez, favorecer su aprendizaje:

  • 1. Música: escucharla, reproducirla o crearla… La música puede convertirse en la excusa perfecta para conocer otras culturas: a través de sus ritmos, sus melodías, sus estilos… Bastará con proponer un festival familiar o entre amigos en el que los niños sean los protagonistas. Podrán aprender nuevas melodías que les diviertan, construir nuevos instrumentos, bailar en grupo al son de una canción o incluso cantarla. Además, recordemos que la música tiene un componente social y emocional especialmente importante: simplemente, une. A través de sus ritmos y de las emociones que provoca ayudará a los pequeños a trabajar la inteligencia emocional.
  • 2. Teatro: es perfecto para reforzar la memorización, empatizar, y aprender a utilizar distintas entonaciones. Podrán conocer historias fascinantes gracias a los libros que más les gusten, simpatizar con la lectura, elegir el vestuario de los personajes que interpreten, e incluso, si se atreven, aprender textos en otros idiomas.
  • 3. Manualidades: una muy buena opción para disfrutar al aire libre y desarrollar la creatividad. Además, con ellas, es posible transmitir a los niños la importancia del reciclaje y el respeto por el medioambiente. Afinarán los trazos y trabajarán al detalle: una idea fantástica para mejorar el orden y la psicomotricidad fina (movimientos manuales).
  • 4. Dibujo y pintura: sin duda, una de las mejores opciones para dar rienda suelta a la creatividad y la emoción. Un ejercicio perfecto para trabajar la innovación, la originalidad y el ingenio. Se trata de una actividad que les enseñará el uso de distintos materiales y colores. ¡La naturaleza se puede convertir en vacaciones en una fuente inagotable de ideas! ¿Por qué no cambiar, por ejemplo, los folios por piedras sobre las que pintar? ¿O por qué no dejarles ilustrar una prenda de ropa?
  • 5. Mercados: una de las actividades que más despierta la curiosidad de los niños es el momento de la compra. Los alimentos, con sus llamativos colores, y sus infinitas posibilidades, nos sugieren mil y una formas de diversión. Aprovechar el tiempo libre para comprar en mercados tradicionales y animarles a que nos acompañen, les ayudará a comprender el origen de cada plato, así como a conocer los alimentos que forman parte de nuestra alimentación. El momento de la compra, puede convertirse en el comienzo de una receta con la que despertar la creatividad, y en un paso más hacia la aceptación de ciertos ingredientes que puede que no quieran tener en su dieta habitual. Además, la compra podrá familiarizar a los más pequeños con las primeras operaciones matemáticas: suma, resta, multiplicación…
  • 6. Idiomas: crear alfabetos ilustrados ayudará a aprender nuevas palabras que incorporar a su vocabulario. Se divertirán creando un abecedario propio: podrán dibujar, colorear y utilizar con cada letra una técnica distinta. Pensemos en acuarelas, ceras, tizas, rotuladores, tijeras y pegamento, materiales naturales (hojas, arena, conchas de mar…), etc.

Desde Cuadernos Rubio, ¡tan sólo nos queda desearos unas muy felices vacaciones! Que la novedad y el juego nos enseñen a grandes y pequeños.

--

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <
Fuente foto | parents.com
¡Comparte!