Swipe to the right

La grafología infantil puede prevenir el fracaso escolar

La grafología infantil puede prevenir el fracaso escolar
5 de abril de 2013

Cerca de cien docentes valencianos asisten a la jornada organizada por la Fundación Cuadernos Rubio sobre la materia.

“Una de las aplicaciones de la grafología infantil es detectar problemas de aprendizaje en el niño, lo que permite anticiparnos al posible fracaso escolar y corregirlo”, ésta es la conclusión que la grafóloga del Círculo Hispano Francés de Grafología, Isabel Lara, ha resaltado en el marco de la Jornada que sobre esta material y su aplicación en la escritura del niño ha organizado la Fundación Cuadernos Rubio. La cita ha reunido esta mañana a cerca de un centenar de profesores, pedagogos, psicólogos y psicopedagogos valencianos en la sede de Bancaja, en la Plaza de Tetuán de Valencia.

“La grafología infantil –ha explicado Lara, una de expertas más prestigiosas de nuestro país– sirve para ver cómo evoluciona el niño en su nivel de aprendizaje y grafomotor. Así podemos detectar si está en el nivel correspondiente con su clase o edad escolar y si empieza a mostrar dificultades a la hora de aprender a escribir. Si es así, estamos a tiempo de reeducarlo para corregirlo”. A través de la escritura se puede saber que un niño no aprende correctamente (si no consigue la perfección en el óvalo de las letras o si la línea de la escritura no es recta), mientras que una letra estrecha puede ser sinónimo de menores con temores, inhibidos, o con inseguridades.

A la pregunta de si los niños escriben mejor ahora que antes, Isabel Lara afirma que como ahora el pequeño tiene mayor libertad para escribir como quiera y se practica poco la caligrafía, esto supone que desarrollará en menor medida sus capacidades psicomotrices. “Los niños no escriben ni mejor ni peor ahora, pero sí de una manera diferente. En escrituras de adultos observamos gestos infantiles, escrituras en forma de bolas que nos dan idea de que tratamos con sujetos muy dependientes del entorno familiar, egocéntricos y con miedo a independizarse. Esto puede ser útil a la hora de elegir a un candidato para un empleo, por lo que también es una herramienta eficaz en el terreno de los recursos humanos”.

Amparo Botella de Figueroa, otra de las especialistas invitadas al evento, ha argumentado que “estudiar a través de un ordenador no es tan eficaz como hacerlo mediante un cuaderno, como los que edita Rubio, ya que el primero ofrece demasiados estímulos al niño e impide su concentración. En un cuaderno es obligado mantenerse atento, por eso la escritura a mano es tan importante y no debemos perderla a favor de la tecnología”.

Javier Marco, director de la Fundación Cuadernos Rubio y organizador de esta jornada, ha valorado positivamente la elevada participación de los docentes valencianos en el encuentro. Una actividad que ahonda en la preocupación de esta conocida firma por dotar de herramientas a los profesores y ayudarlos en su preparación para encarar la educación de los menores. ” El objetivo que perseguimos con esta jornada es que los asistentes conozcan la letra de sus alumnos y puedan detectar los problemas que oculta la escritura”.

Por su parte, Vicente Zarcarés Monzonís, director comercial de Cuadernos Rubio –un método que ha demostrado su eficacia desde hace más de 50 años– comenta que ” hemos trabajado ya con tres generaciones y hemos detectado que anteriormente existía mucha menos flexibilidad en la caligrafía, de ahí se pasó a valorar en menor medida la escritura y en actualidad, se ha retomado el interés. Se dieron cuenta que niños con edades más avanzadas escribían peor que los más pequeños y por eso han retomado el interés por la caligrafía”.

 

¡Comparte!