Swipe to the right

Las dificultades de lectoescritura más comunes: cómo detectarlas y cómo tratarlas

Las dificultades de lectoescritura más comunes: cómo detectarlas y cómo tratarlas
3 de abril de 2016

La lectura y la escritura son procesos que posibilitan y multiplican la comunicación de las personas, nos abren las puertas a múltiples conocimientos y saberes y nos brindan la entrada a un mundo mágico. Todas las personas tenemos la capacidad de aprender a leer y escribir, sin embargo éstas no son habilidades innatas y con frecuencia nos encontramos con dificultades en su adquisición. Es labor de educadores y familias detectar dichas dificultades desde un primer momento y ofrecerles la atención adecuada.

El aprendizaje de la lectoescritura

La lectoescritura es un proceso complejo y requiere la construcción de conocimientos y habilidades. Las características del desarrollo de la lectoescritura son:

  • Requiere una madurez neurobiológica. Es necesario que las estructuras cerebrales responsables hayan alcanzado la madurez adecuada.
  • Es un proceso continuo y gradual que requiere practica y uso.

Fases en el desarrollo de la lectoescritura

  1. En una primera fase se produce el conocimiento de las letras, sus sonidos, su símbolo y las asociaciones y relaciones entre ambos. Es un aprendizaje complejo, ya que requiere un dominio de las representaciones simbólicas y la conciencia fonológica. Para aprender a leer y escribir, los niños y niñas tienen que asociar un símbolo arbitrario (la letra) a un sonido determinado (el fonema).
  2. En una segunda etapa se produce el desarrollo de la habilidad lectora y escrita, es decir la capacidad de transmitir y de comprender información, de comunicarnos mediante la lectura y la escritura. Los procesos de lectura y escritura son mucho más que conocer las letras y sus sonidos. Se trata de descifrar el mensaje que esconde el texto leído y de ser capaces de transmitir mensajes mediante la escritura.

Procesos que intervienen en el desarrollo de la lectura y la escritura

  • Procesos perceptivos. Se trata de aquellas operaciones necesarias para captar las letras o los sonidos, ya sea la percepción visual del lenguaje escrito o la percepción auditiva del lenguaje oral.
  • Procesos léxicos. Este grupo de operaciones hace referencia a los procesos que se ponen en marcha para identificar las letras.
  • Procesos sintácticos. Las palabras no aparecen aisladas, sino agrupadas en una frase o texto formando un mensaje. Los procesos sintácticos son aquellos que nos permiten reconocer las relaciones entre las palabras o establecerlas.
  • Procesos semánticos. Son los procesos mentales que llevamos a cabo para dar un significado a cada palabra.
  • Procesos ortográficos. Son los procesos encargados de escribir de manera adecuada.
  • Memoria operativa. También conocida como memoria de trabajo se pone en marcha cuando realizamos una actividad concreta y nos permite no perder el hilo de lo que estamos haciendo. Si cada vez que leemos una palabra olvidásemos las anteriores difícilmente podríamos comprender el significado del texto.
  • Otra serie de procesos de trabajo como la planificación, síntesis, realización de tarea, revisión, etc.

Dificultades de lectoescritura más comunes

La adquisición y dominio de la lectoescritura supone un duro reto para todos los niños y niñas y conlleva un esfuerzo, además de dificultades. Es muy importante conocer y tratar las dificultades, ya que pueden interferir en el aprendizaje del niño/a y ocasionar importantes consecuencias. Las dificultades más comunes son:

  • Dificultades habituales que implican un desfase en el desarrollo del proceso:
  1. Retraso lector. Se trata de una dificultad común, que implica un desfase en el desarrollo de los procesos. Normalmente es una dificultad que remite por sí sola con un poco de estimulación y práctica.
  2. Alteraciones del ritmo y prosodia en la lectura en voz alta. Se trata de lectura sin el tono adecuado, a menudo se da la lectura silábica. Es muy común en niños y niñas que están aprendiendo a leer, y suele desaparecer a medida que se alcanza un mayor dominio en los procesos.
  • Dificultades de tipo neurobiológico, derivadas del funcionamiento cerebral:
  1. Dislexia. Es una dificultad de aprendizaje específica y persistente. La federación mundial de neurología define la dislexia como un trastorno que se manifiesta en dificultades para aprender a leer a través de los medios convencionales de instrucción, con un nivel de desarrollo normal.
  2. Disortografía. Conjunto de errores de escritura que afectan a la palabra en sí, a su ortografía y no a su trazado.
  3. Disgrafía. Dificultad que afecta a la escritura en lo que se refiere a su trazado, a la grafía.

Intervención de las dificultades de lectoescritura

  • Detección temprana. Identificar la dificultad a tiempo es imprescindible para un buen pronóstico.
  • Las dificultades no son incapacidades y por lo tanto debemos estimular y fomentar el desarrollo de los procesos objeto de dificultades.
  • Empieza el desarrollo de los aprendizajes cuando sea el momento adecuado, hacerlo antes de tiempo puede tener efectos negativos.
  • Trata de llevar un método donde se desarrollen y estimulen los diferentes procesos asociados. Lo aconsejable es trabajar en el desarrollo del conocimiento de las letras y las palabras y al mismo tiempo de los significados del mensaje.
  • Presta atención a las dificultades específicas de cada uno y los procesos implicados para reforzar esos procesos.
  • Asocia el aprendizaje de la lectura y la escritura a su utilidad para la vida real y el día a día.
  • Busca lecturas que sean de su agrado.
  • Los juegos de letras, tipo crucigramas, sopas de letras,… son un recurso de gran utilidad.

RUBIO. Crece y ayuda a crecer

--

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

¡Comparte!