Swipe to the right

Pautas para favorecer el desarrollo psicomotor en los niños

Pautas para favorecer el desarrollo psicomotor en los niños
7 de febrero de 2022

El desarrollo psicomotor

Parte importante del desarrollo durante los primeros años es el desarrollo psicomotor. El desarrollo psicomotor implica el complejo de desarrollo de habilidades motoras, abarcando el dominio del cuerpo y de los movimientos. El desarrollo psicomotor tiene gran importancia en las diferentes esferas de la vida de los niños y niñas, ya que supone adquirir autonomía, independencia, mejora la relación con el entorno, permite el desarrollo del lenguaje, y la realización de habilidades y destrezas esenciales que requieren coordinación motora como la escritura.

La motricidad fina y gruesa

El desarrollo psicomotor abarca motricidad fina y gruesa.

- Motricidad gruesa.

La motricidad gruesa abarca los grandes movimientos del cuerpo, que implican grandes grupos musculares, serían los movimientos que se realizan con los brazos, pies, piernas, o cuerpo entero.

- Motricidad fina.

La motricidad fina implica el dominio y control de los grupos musculares pequeños, movimientos que suponen precisión, aquellos en los que se usan las manos, muñecas, dedos, labios y lengua.

La motricidad gruesa supone adquirir equilibrio, movimiento de todo el cuerpo, coordinación, etc. En cambio, la motricidad fina implica dominio del habla o de la escritura.

Leyes del desarrollo psicomotor

El desarrollo psicomotor sigue dos leyes.

Ley próximo-distal.

La ley próximo distal expone que el dominio y control se inicia en las partes más próximas al eje corporal (línea imaginaria que dividiría el cuerpo de arriba-abajo en dos mitades simultaneas), y se extiende a los músculos más alejados de dicho eje.

Ley céfalo-caudal.

La ley céfalo-caudal, explica que el desarrollo motor se inicia por los músculos más cercanos a la cabeza y es extiende a los más lejanos de la misma.

Según estas leyes primero se adquiere el dominio de los músculos más cercanos la cabeza, enmarcados en el eje central. Y de ahí se extiende a los músculos más alejados de la cabeza y del eje central. Es decir, empezaría por la musculatura del cuello y seguiría por el tronco, finalmente abarcaría extremidades, manos y pies.

Componentes del desarrollo psicomotor

El desarrollo psicomotor equilibrado llevará al niño/a a lograr un ajuste corporal adecuado y la autonomía motriz, además de grandes destrezas manuales.

  • - Tono muscular. Implica el grado de tensión/distensión muscular que presentan los músculos, tanto en estado de reposo (tono muscular pasivo), como para poder realizar movimientos (tono muscular activo).
  • - Control postural y del equilibrio. El control de la postura supone colocar el cuerpo en la posición deseada en cada momento. El dominio de la postura supone un gran logro.
  • - Control segmentario o capacidad de controlar separadamente cada segmento motor.
  • - Coordinación dinámica general. Está muy relacionada con la anterior, implica patrones motores que en un primer momento eran autónomos entre sí, pasan a coordinarse para realizar movimientos más complejos y globales en los que se involucra todo el cuerpo, como el gateo.
  • - Control de la respiración. El control motor implica también el control de la respiración.
  • - Lateralización, proceso por el cual se establece la preferencia lateral en la ejecución y percepción de todo un lado del cuerpo.
  • - Estructuración espacio-temporal. Toda actividad se desarrolla en un tiempo y espacio concreto, dicha estructuración permite hacer algunas tareas relacionadas con la grafomotricidad.


Pautas para favorecer el desarrollo psicomotor.

Toda actividad que implique entrenar las habilidades psicomotrices van a favorecer el desarrollo.

  • - Juegos manuales, como bloques o piezas. Son tareas ideales para que el niño/a empieza a dominar y coordinar sus músculos.
  • - Actividades físicas y de cuidado personal. De gran utilidad para dominar los grandes grupos musculares, adquirir el equilibrio y la coordinación.
  • - Estimular actividades de equilibrio.
  • - Estimular al niño/a para colorear o trazar líneas, unir puntos. Las tareas de grafomotricidad suponen una tarea idónea para el desarrollo de la psicomotricidad, ya que implican la coordinación de los pequeños grupos musculares, dominio de la lateralidad y la estructuración espacio-temporal.
  • - Practicar la lectura y la escritura.


Primeros pasos cuadernos rubio

--

Puedes darte de alta en nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades y promociones: > Suscribirme <

También puedes seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter.

¡Comparte!