Swipe to the right

Reglas mnemotécnicas y frases para aprender ortografía

Reglas mnemotécnicas y frases para aprender ortografía
26 de febrero de 2015

Aprender a escribir con una correcta ortografía es un reto a largo plazo que nunca se deja de trabajar: por perfeccionamiento de la gran cantidad de palabras que conocemos, o por el aprendizaje de nuevas.

Por este motivo, desde la etapa escolar, es habitual emplear numerosas técnicas para asegurar una correcta escritura desde el primer momento en que adoptamos una palabra nueva a nuestro vocabulario.

El aprendizaje mediante técnicas diferentes y divertidas, favorece una memorización rápida y duradera.

La lectura es la herramienta más eficaz, ya que cuando pasamos la vista sobre una palabra repetidas veces la memorizamos con más facilidad. Sin embargo, también existen otros trucos complementarios que pueden ayudar a los niños y niñas a conseguir una mejora de la ortografía.

¿Conoces las reglas mnemotécnicas?

Son fórmulas, técnicas, frases… que ayudan a memorizar más fácilmente una materia. Su origen griego nos da la clave: mnéemee significa memoria, y technée hace referencia al arte. ¿El resultado? ¡El arte de memorizar!

Con ellas, podemos conseguir combinaciones de palabras y asociaciones de ideas que faciliten la retención por más tiempo. En el caso de la ortografía, las reglas mnemotécnicas ayudarán a los niños a:

  1. Memorizar palabras
  2. Desarrollar su autonomía, ya que se les ofrece técnicas novedosas con las que aprender de una forma más lúdica
  3. Y, por supuesto, a mejorar su capacidad de retención

Pero… ¿cómo? Existen varias formas de aprender mediante las reglas menmotécnicas:

- La más común en ortografía es la rima.
Bra, bre, bri, bro, bru. ¡El burrito sabe tanto como tú!

- A través de palabras asociadas: parejas de palabras en las que una de ellas te da la clave de cómo se escribe la otra. MonjaJamón.

- Mediante historias sencillas que uno mismo puede llegar a crear.

- Con el agrupamiento espacial: haciendo listas, globos en los que incluir cada palabra que les cueste retener, creando dibujos a través de éstas…

- Y también a través de cadenas de palabras, en las que el final de un término se convierta en el principio del siguiente.
Casa – saco – cole – lectura – rama – malla – llave - …

Las faltas de ortografía más comunes están relacionadas con las letras ‘v’ / ‘b’ / ‘h’ / ‘y’ / ‘ll’. Para combatir estos errores, podemos recurrir a frases mnemotécnicas como las siguientes: ¡seguro que alguna la recordarás!

- Ahí hay un niño que dice… ¡Ay!

- Deja la hache de ayer para hoy.

- En el verbo echar, lo primero que se echa es la hache.

- Bra, bre, bri, bro, bru. ¡El burrito sabe tanto como tú!

- También podemos recurrir a esta versión con la combinación ‘bl’: bla, ble, bli, blo, blu. ¡El burrito sabe tanto como tú!

- La oveja anda y la abeja vuela.

- U otra versión: sobre las ovejas, volaban las abejas.

- Bosque con hayas, bosque sin elles.

- Ahí hay un haya, quizás el aya la haya visto.

- Un queso rallado no es lo mismo que un disco rayado.

- ¡Vaya! ¡El atleta ha saltado la valla!


El aprendizaje mediante técnicas diferentes y divertidas, favorece una memorización rápida y duradera. Con el uso de herramientas como las reglas mnemotécnicas, los niños podrán desarrollar sus capacidades visuales, cognitivas y auditivas, a la vez que mejoran su ortografía. Esta vez, es la propia lengua la que nos lo pone en bandeja. ¡Tan sólo tendremos que jugar con ella!

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

¡Comparte!