Swipe to the right

Uso de las pantallas según la edad

Uso de las pantallas según la edad
17 de diciembre de 2018

En la sociedad actual, vivimos en la era de la información, la comunicación y las nuevas tecnologías. Las pantallas y aparatos electrónicos se han convertido en elementos y herramientas cotidiana, cuyo uso nos abre las puertas a nuevas formas de comunicación, información y diversión.

El uso de las pantallas

Los niños y niñas de hoy en día son nativos digitales, han nacido rodeados de aparatos digitales y electrónicos. Las pantallas son algo cotidiano en la vida de nuestros niños y niñas, se convierten en herramientas de gran valor para facilitar algunas tareas y funciones, pero su abuso puede tener graves consecuencias.

Son muchas las familias y educadores que muestran su preocupación por el elevado tiempo delante de las pantallas de los más pequeños, según las investigaciones el tiempo que los niños y niñas pasan delante de una pantalla es superior al tiempo destinado a cualquier otra tarea.

Consecuencias del abuso de las pantallas

Es cierto que los aparatos electrónicos, televisión, teléfonos móviles, tabletas, etc. pueden ser herramientas muy útiles para mejorar la comunicación y permitir un acceso a la información sin límites de espacio y tiempo, pero también es cierto que cuando este uso se convierte en abuso conlleva unas consecuencias negativas.

Recordemos que el cerebro del niño es un cerebro aún en desarrollo, inmerso en un proceso de maduración. Durante los primeros años de vida se van a producir gran cantidad de conexiones entre las neuronas que serán la base del funcionamiento futuro, es por ello que la estimulación recibida en esta etapa será crucial para el desarrollo cerebral y el consiguiente funcionamiento cognitivo.

Son muchos los estudios realizados acerca de las consecuencias del abuso de las pantallas y sus conclusiones ponen de relieve la existencia de diferentes tipos de efectos negativos:

  • Riesgo de sobrepeso y obesidad.
  • La exposición elevada a pantallas incrementa el riesgo de problemas atencionales, de concentración y de control de impulsos.
  • También se asocia con problemas en el desarrollo del lenguaje.
  • Las interacciones familiares también se ven afectadas y las habilidades sociales del niño.

El uso de pantallas según la edad

Las pantallas forman parte de la realidad cotidiana, de nuestro día a día, y tampoco es bueno separar al niño de las mismas, ya que familiarizarse con ellas y aprender a manejarlas es algo esencial en la sociedad del siglo XXI. La clave está en un uso responsable, evitando el abuso, a través del control del tiempo de exposición.

En este sentido las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría, el tiempo de pantallas aconsejable para cada edad es el siguiente:

  • 0-2 años. Nada de pantallas. Debemos evitar ponerles delante de la pantalla para entretenerlos o calmarlos.
  • 2-5 años. Lo aconsejable sería 30 min-1 hora al día.
  • 7-12 años. 1 hora al día.
  • 12-15 años. 1hora-2 horas al día.
  • Mayores de 16 años. 2horas-3 horas al día.

Además, se hacen otras recomendaciones como:

  • Evitar las pantallas en las comidas, es importante eliminar la costumbre de comer viendo la tele.
  • Prestar atención a las redes sociales, mucha precaución con el abuso de las mismas.
  • Evitar las pantallas en los dormitorios que puedan interferir con el sueño.
  • Elegir contenidos y programas adecuados a cada edad. Ya que contenidos inadecuados pueden tener graves consecuencias.
  • Evitar el uso de las pantallas como elemento distractor. A menudo, usamos las pantallas para distraer al niño mientras esperamos en una sala de espera, al hacer esto evitamos que aprenda autocontrol.

--

Si te interesan más artículos, suscríbete a nuestro boletín mensual. > Suscribirme <

    ¡Comparte!